Rakitic y Messi

En el Fútbol Club Barcelona todo gira alrededor de Leo Messi, y no hay un caso más paradigmático que el de Ivan Rakitic. Es cierto que a Villa se le hizo abandonar la punta, que a Alexis se le ató a un costado o que incluso a Neymar se le limitó su influencia a un carril y medio, pero, al final, a todos ellos Leo les terminaba encontrando, dándoles un sentido y situándoles así en el mapa del tesoro culé.
Compra en nuestra tienda online botas de fútbol, equipaciones oficiales.
Sin embargo, con Ivan Rakitic no ha sucedido así. El croata llegó a Can Barça tras ser el mejor mediapunta del año 2014 en Europa y rápidamente se le bajó un escalón, lo cual además de ser inevitable no pareció suponer ningún problema gracias al contexto en el que este cambio se produjo: un Barça de transiciones con Leo Messi en el centro y Andrés Iniesta cada vez más abajo. Pero en cuanto el argentino volvió a escorar su punto de partida y el equipo perdió frescura, a Rakitic se le comenzaron a pedir cosas muy diferentes. Y muy poco satisfactorias.

Su fútbol dejó de orientarse a partir del balón para hacerlo a partir del espacio que desocupaba Messi. Por eso Leo nunca le podía encontrar: el croata siempre estaba fuera de su campo de visión. Trataba de ocupar la banda, activando un lado muerto sin Alves, pero resultó imposible. Y esto, a su vez, también repercutió en su aportación defensiva. Rakitic jamás ha sido un especialista, pero el sacrificio y plus físico que sumó al inicio, que en realidad sólo parece un plus porque se viene de Xavi e Iniesta, dejó de tener sentido al no estar cerca ni del balón ni de Busquets.

Pero con Ernesto Valverde todo esto ha cambiado. Aún estamos en proceso de ver cómo afecta a todas las piezas el gran movimiento que marque su primer año como técnico blaugrana, pero éste ya parece más o menos definido: Leo Messi jugará por dentro y jugará arriba. Situado mucho más cerca de la frontal que de la divisoria, el argentino ya suma en tres partidos 28 remates, 5 goles y 4 disparos al palo.
Encuentra camisetas y equipaciones de la Liga: Real Madrid, Barcelona, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla.
El negocio parece tan rentable como suena, porque acercar a Messi al área es acercarse a la victoria. La duda será si en Champions League, donde la exigencia será diferente y será mayor, el Fútbol Club Barcelona necesita a Leo Messi más abajo. Pero si no le requiere ahí, si no le quiere en posición de interior y le alimenta como viene haciendo en Liga, contar con el “10” como delantero es contar con un jugador que te arrastra ineludiblemente a la victoria.
Este cambio de paradigma ha afectado, por supuesto, al propio Ivan Rakitic. La posición que ocupa en el once, salvo el día del Betis, es nominalmente la misma que el año pasado, pero ahí se acaban las similitudes. En el equipo de Valverde el croata es centrocampista. Muy centrocampista. Más centrocampista que nunca, de hecho.